• Problemas de comunicación.
  • Infidelidades.
  • Crisis vitales.
  • Problemas sexuales.
  • Toma de decisiones ante la paternidad/maternidad.
  • Toma decisiones ante separación/divorcio.
  • Llegada de los hijos/as.
  • Conflictos con las familias de origen.